Diásporas creativas/2- El rol de los “extranjeros” en la innovación

Publicado en 04. dic, 2012 por en la categoría General

Jonathan Buford / Créditos Francis Pisani

Jonathan Buford / Créditos Francis Pisani

En cada escala de mi viaje alrededor del mundo de la innovación me encontré con gente venida de otras partes con el afán de resolver los problemas del lugar y/o de asir las oportunidades que ofrece.

Particularmente el sudeste de Asia y China parecen atraer a estos jóvenes knowmads.

En Saigón, donde visité la fábrica de chocolate de Vincent Mourou y Samuel Maruta, también pude entrevistar a Bryan Peltz, un estadounidense co-fundador de VNG.com.vn, la compañía online más grande de Vietnam, ahora dedicado a una nueva startup, Klamr.to, cuya aplicación permite organizar actividades entre amigos.

En Manila, al canadiense Stephen Jagger que co-fundó PayRollHero.com para optimizar la productividad “en la alegría”, y al alemán Christian Besler, vicepresidente Kickstart.ph, una empresa cuya misión consiste en ayudar a los “tecprendedores” locales.

En Singapur, el británico Hugh Mason me explicó su apuesta por los jóvenes brotes de lal región a través de su fondo Joyful Frog Digital Incubator.

En Hong Kong, Andrea Livotto, un italiano formado en Gran Bretaña acaba de lanzar Perpetu.co (para controlar su página de Facebook después de su muerte), mientras que el estadounidense Jonathan Buford sacó al mercado Makibox, una impresora 3D por 300 dólares.

A esos “expatriados” deben añadirse los jóvenes que vuelven al redil después de estudiar en el extranjero. Como Jing Zhou, quien regresó de Nueva York a Shanghai, terreno más fértil, según ella, para las innovaciones perturbadoras como Pondora, su proyecto de red social reservado exclusivamente a mujeres y limitado, para cada una de ellas, a la interesada y a sus tres mejores amigas.

Después vienen los “retornados”. Aquellos profesionales quienes, después de trabajar varios años en el extranjero, se reintegran a sus países de origen para beneficiarlos con su experiencia. Tal es el caso, en Egipto, de Adel Youssef, un Google Fellow que volvió a Alejandría a crear Intafeen.com, una plataforma de geolocalización para el mundo árabe. En Manila se encuentra Paul Rivera, un ciudadano americano que regresó a lanzar Kalibrr.com, un sitio que ayuda a los jóvenes filipinos a medir sus capacidades antes de buscar trabajo.

El rol clave de los extranjeros es una de las características de Silicon Valley

Considerémoslo. Yahoo fue co-fundada por Jerry Yang, nacido en Taiwán. Originario de Rusia, Sergey Brin es uno de los dos fundadores de Google. Instagram se benefició a su vez de “otro” co-fundador, el brasileño Michel Krieger, quien llegó a Stanford a terminar sus estudios. Sin olvidar al finlandés Linus Torvalds, padre de Linux, quien se instaló en California a los 27 años.

Las estadísticas son impresionantes. 24% de las startups establecidas en la región entre 1980 y 1998 tuvieron co-fundadores indios o chinos. 52% de las startups creadas entre 1990 y 2005 fueron co-fundadas por extranjeros (26% indios).

Pero de 2005 a 2014 la proporción decayó a 44% en razón de las restricciones migratorias impuestas por el gobierno de Estados Unidos. Un asunto que inquieta a mucha gente. ¿Por qué?

Porque esos emigrados aportan, por su mera participación, la diversidad indispensable para cualquier clima favorable a la innovación. Ellos constituyen puentes naturales entre redes distintas, que contribuyen a enriquecer. Una posición estratégica.

La mezcla es en sí tan prometedora que algunos se dedican a impulsarla, a sacar de ella el mayor provecho posible.

The Indus Entrepreneurs (TIE) es una red india en la que quienes lograron éxito en otras partes (Silicon Valley en muchos casos) sirven de mentores a aquellos que apenas lo intentan. La organización cuenta hoy con 13,000 miembros y 57 capítulos en 14 países.

En Río de Janeiro, 21212.com (código de marcación telefónica de Nueva York y Río de Janeiro) es un acelerador creado por un americano –Benjamin White– y un brasileño –Frederico Lacerda– para facilitar que las culturas de ambas ciudades saquen el máximo provecho de las oportunidades y experiencias de una y otra.

El ejemplo más audaz nos lo proporciona Startup Chile que, para romper el aislamiento geográfico del país, ofrece cada año becas de 40,000 dólares a más de 300 startups del mundo entero, a condición de que los fundadores vengan a pasar seis meses en su territorio para enriquecer el ecosistema de la innovación.

No todos los países están en la situación territorial de Chile, pero indudablemente todos saldrían ganando, como lo muestra Silicon Valley, al atraer talentos venidos de otras partes.

Etiquetado como:

Dejar un comentario

 

Sobre el proyecto


De México a San Francisco, pasando por El Cairo, Bombay y Johannesburgo, desde este blog puede seguir la vuelta al mundo de las innovaciones y de los medios sociales del periodista Francis Pisani.

Más de 30 ciudades visitadas entre septiembre de 2011 y Julio de 2012 con un fin: descubrir las alternativas desconocidas que florecen por doquier en todo el mundo.

Vídeos, fotografías, artículos de blog: la investigación a través de los cinco continentes adopta formas diversas. Descúbralas en esta página, a lo largo de este apasionante viaje.

Saber más sobre mi viaje

Mantente al dia

Vídeos

Facebook


  • Calendario

    diciembre 2012
    L M X J V S D
    « nov   ene »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31