Empresariado social en China/2: cerca de nosotros

Publicado en 22. oct, 2012 por en la categoría General

Ana Wang (c) We Impact

El empresariado social permite a los chinos atacar los problemas sociales sin inmiscuirse en política. Quizás podríamos aprenderles algo.

Isaac Mao, como hemos visto, trabaja en una plataforma concebida para poner las herramientas de las TIC y su comprensión de los negocios a disposición de los activistas sociales.

Acercándose a los problemas desde un ángulo diferente, We-Impact, una empresa de Shanghai, se esfuerza en conseguir que las empresas asuman su responsabilidad social. Les propone un marco de reflexión y de actuación mostrándoles que también puede ganarse dinero eligiendo modos de desarrollo sostenibles.

“Nuestros padres aportaron el desarrollo. A nuestra generación le toca introducir la responsabilidad social”, me explicó Ann Wang, la cofundadora china de We-Impact.  Ella cobró conciencia cuando participó en la conferencia de Copenhague (2009) sobre el cambio climático. Antes trabajaba en el sector del lujo y los viajes para multimillonarios.

A su regreso se asoció con un británico y con Simón Kubski, un canadiense que vive desde hace 5 años en el país y que habla perfectamente la lengua. Sin oponerse frontalmente a la industrialización a cualquier precio, le añaden un toque social encaminándose, primero, a modificar el estilo de vida de la gente y las empresas porque justamente ahí ocurre el encuentro “de los valores humanos y de la acción”, agregó Kubski.

Ann y Simón se presentan como “especialistas de ‘engagement’ “, que saben cómo inducir a participar a aquellos con quienes trabajan –especialmente durante conferencias o congresos.

Lo mismo animan la ceremonia de clausura de la Semana de la Moda de Shanghai que festivales musicales. Pero también ayudan a las compañías –desde una pizzería hasta la filial local de Lexus, el fabricante de automóviles– a replantearse sus valores. “No les ofrecemos necesariamente una solución,” precisa Ann, “pero sí el marco que les permite encontrarla. Es fundamental, en dicho ámbito en particular, que fundadores y directivos lleguen a sus propias conclusiones, que se cuestionen sus valores y descubran cómo traducirlos, tanto a nivel de los productos o servicios como en de las relaciones con sus clientes.”

Lo lograron con Sophia Pan de P1.cn, un medio social que tuvo éxito en el mundo de la moda lujosa y que, gracias a la labor de We-impact– está llevando a cabo una mutación.

P1.cn se transforma, me explicó Sophia, “en una plataforma donde uno comparte su verdadera vida con sus amigos de verdad. “Estamos motivados por los valores más que por el comercio”, abundó, insistiendo en el hecho de que quiere hacer circular contribuciones de calidad, no obstante correr el riesgo –que asume– de perder a la mitad de los miembros de su red. Pero considera –ahí está el desafío del equilibrio económico– que reunirá a los verdaderos líderes de la nueva generación china que es “realmente sorprendente”, añade.

Varios elementos intervienen en la emergencia de tal movimiento

Reconozcamos primero que hasta en este ámbito existe una noción de moda, como bien me señaló Ye Yin, una activista social. Sabemos que lo que se hace sigue la corriente del momento. Pero eso es común.

Muchos me hablaron de “la importancia de los valores”, que consideran haber perdido en la carrera hacia el desarrollo emprendida a fin de encubrir el sometimiento de las manifestaciones en 1989. Además están conscientes del crecimiento potencialmente insostenible de las desigualdades sociales y geográficas, y del hecho de que no pueden esperar la acción del gobierno.

Decidieron, por tanto, tomar de inmediato cartas en el asunto por cuenta propia a modo de cambiar la sociedad sin hacer política.  Y es comprensible que el tema entusiasme a los jóvenes chinos.

Más interesante aún: estos jóvenes tienen la voluntad y la preocupación por ser “cívicos”, término empleado por Yin Yang, otra emprendedora social. Quizás estén contribuyendo al renacimiento de una sociedad civil activa.

¿Podemos extraer alguna lección?

Sin duda, sobre todo aquellos que consideran que nuestras democracias atraviesan una grave crisis de lo “Político”. En ellas, este tipo de acción ya no consiste en una solución para burlar las restricciones impuestas por una dictadura, sino en una modalidad que trata de sacudir el sistema, cuando la clase política se muestra incapaz.

Explica sin duda que el empresariado social –la persecución de objetivos sociales por una empresa preocupada por el equilibrio presupuestario– atraiga la atención de un creciente número de jóvenes… en todo el mundo.

Dejar un comentario

 

Sobre el proyecto


De México a San Francisco, pasando por El Cairo, Bombay y Johannesburgo, desde este blog puede seguir la vuelta al mundo de las innovaciones y de los medios sociales del periodista Francis Pisani.

Más de 30 ciudades visitadas entre septiembre de 2011 y Julio de 2012 con un fin: descubrir las alternativas desconocidas que florecen por doquier en todo el mundo.

Vídeos, fotografías, artículos de blog: la investigación a través de los cinco continentes adopta formas diversas. Descúbralas en esta página, a lo largo de este apasionante viaje.

Saber más sobre mi viaje

Mantente al dia

Vídeos

Facebook


  • Calendario

    octubre 2012
    L M X J V S D
    « sep   nov »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031