Los chinos, innovadores a lo largo de su historia

Publicado en 10. sep, 2012 por en la categoría General

cootek.com

Aunque extasiados con nuestros smartphones, no podemos soslayarles un reproche insufrible: escribir en ellos constituye un calvario más que un placer. La pantalla táctil es un deleite, sí, pero el teclado virtual un martirio. Encrucijada que cuatro jóvenes chinos, egresados de las mejores universidades de Shanghai, entendieron en su justa medida en 2008 cuando trabajaban en algunas de las multinacionales instaladas ahí (Microsoft e Intel, entre otras).

Pero lejos de protestar… vislumbraron una oportunidad: se pusieron manos a la obra e idearon la solución. Cuentan hoy con cerca de 70 millones de usuarios, dos terceras partes de ellos fuera de China.

Primer aporte: el deslizamiento adivinador (predictive swiping). Conocido por los usuarios de teléfonos Samsung y Motorola, entre otros (empresas que utilizan el producto desarrollado por Swype Inc.), la técnica de deslizamiento consiste en resbalar el dedo de una letra a otra, en vez de teclear letra por letra. Es más rápido pero, como lo nota Michael Wong, co-fundador y PDG de Cootek.com –la empresa que produce Touchpal–, “cuando vas a  mitad de una palabra larga ya te olvidaste del resto”. Acabo de comprar en Hong Kong una TAB 2 y admito que me quejo sin cesar de los errores de ese sistema que, sin embargo, ofrece ventajas.

Con Curve, nombre del algoritmo de TouchPal, en la mayoría de los casos uno ve aparecer la palabra correcta al cabo de dos o tres letras. Además interpreta el contexto y puede hasta prever la palabra que sigue (como en Buenas… noches, por ejemplo). En concreto –y lo he comprobado– el teclado se equivoca menos.

Otro enfoque a destacar atañe a su simplicidad: dispone de un teclado igual al clásico, pero en el que cada tecla asocia dos letras. En dos o tres toques el sistema entiende la palabra y nos la propone. Nuevamente: mayor precisión, mayor agilidad. Y me parece más fácil que el sistema de predicción T9, incluido en muchos teléfonos básicos (usa tres letras por tecla).

Hasta dispone de diccionarios locales que se descargan automáticamente cuando uno viaja. Permite, por ejemplo, escribir los nombres de las calles de San Francisco apenas uno entra a la Bahía.

La lista de funcionalidades resulta demasiado larga para describirla. Deberían probar. El TouchPal keyboard se encuentra disponible en 60 idiomas (las personas multilingües pueden mezclarlas). En cinco minutos podrán hacerse una idea de su versatilidad.

El teclado viene acompañado de otra aplicación, el TouchPal Contact, que facilita localizar direcciones y números de teléfono en un pestañeo. Permite, entre otras cosas, vincular nombres con señas (gestures), que uno delinea sobre la pantalla. Por ejemplo, si desea llamar a su enamorado o enamorada basta con esbozar un corazón y segundos después el teléfono ya está marcando. Una delicia.

Para escribir en chino mezcla la fonética (debe teclearse las letras del sonido de la primera sílaba) y los primeros rasgos del ideograma al cual corresponde, que se trazan con el dedo sobre la pantalla.

Se trata, pues, de una tecnología de enorme interés para los 800 millones de personas (aproximadamente) que usan pantallas táctiles en el mundo.

Touchpad gana terreno a pesar de toparse con dos serios obstáculos. Swype fue adquirida por Nuance (que también compró a los desarrolladores de T9), la empresa conocida por sus programas de reconocimiento de voz. Desde Boston, donde se ubica, acaba de lanzar su nueva versión, mucho más sofisticada que las anteriores y que evidencia más de una analogía con Touchpal. Tiene sus adeptos. Pero más grave aún: Apple prohíbe la instalación de teclados virtuales, que no luzcan la manzana, en iPhones y iPad.

En 2009 Touchpal mereció el primer premio de innovación móvil global otorgado  por el Congreso mundial del móvil de Barcelona. Pero no es la única razón que me impulsa a hablarles de esta empresa.

Lanzada en el 2008, esta compañía ilustra un tema del que muchos albergan dudas: que en China están naciendo startups innovadoras que pueden lanzarse al asalto del mundo desde el primer día y ganar dinero del otro lado de la Gran Muralla. Cubre sus gastos gracias a los contratos de licencias con algunos fabricantes de móviles que pre-instalan el teclado.

Para Wong resulta evidente: “Los Chinos hemos sido innovadores a lo largo de nuestra historia”, me dijo. “En particular cuando se trata de eficiencia. Y en este mercado les sacamos ventaja porque nuestra lengua es muy compleja. Nos confiere la capacidad de inventar mejores implementaciones.”

Desde la aparición de la máquina de escribir las lenguas con alfabeto contaban con una solución sencilla: el teclado. “Todo ha cambiado con las pantallas táctiles”, asegura. “Nuestra verdadera innovación se apoya en la simplificación de la experiencia táctil.”

¿Swype o Touchpal? Una empresa estadounidense reconocida, contra una startup china. Es probable que tal tipo de competencia se multiplique en un futuro cercano.

 

Dejar un comentario

 

Sobre el proyecto


De México a San Francisco, pasando por El Cairo, Bombay y Johannesburgo, desde este blog puede seguir la vuelta al mundo de las innovaciones y de los medios sociales del periodista Francis Pisani.

Más de 30 ciudades visitadas entre septiembre de 2011 y Julio de 2012 con un fin: descubrir las alternativas desconocidas que florecen por doquier en todo el mundo.

Vídeos, fotografías, artículos de blog: la investigación a través de los cinco continentes adopta formas diversas. Descúbralas en esta página, a lo largo de este apasionante viaje.

Saber más sobre mi viaje

Mantente al dia

Vídeos

Facebook