Jokkolabs : El actiontank de Dakar

Publicado en 29. jun, 2012 por en la categoría General

Esta nota fue escrita el 9 de diciembre de 2011

Senegalés, libanés y francés, Karim Sy comprueba una vez más cuán fértiles resultan las mezclas de razas y culturas. Ingeniero en Informática (estudió en Montreal), lanzó su primera empresa a los 19 años. Y veinte años más tarde dirige Jokkolabs.net, uno de esos curiosos espacios de donde perfectamente podría nacer un capítulo esencial del África de mañana… esa región que incluso The Economist acaba de declarar el continente en ascenso.

Jokkolabs (.net) es un espacio de trabajo en colaboración (coworking). De los 800 que existen en el mundo hay 16 en África. Un «visado de coworking»  acredita a 200 de sus miembros para que trabajen libremente en un sitio u otro. «Nosotros nos insertamos en la economía de contribución», me explicó Sy en un restaurante de mariscos azotado por el viento a orillas del mar. «Un modelo un tanto idealista pero que permite ubicarse al mismo tiempo en lo global y lo local.»

Se inspira en las más bellas tradiciones africanas, como el «Ubuntu», la interdependencia tan apreciada por Desmond Tutu, y en el espíritu Open Source con una clara apuesta a favor de las tecnologías de la información y la voluntad «de encontrar soluciones futuras gracias al aprovechamiento de sus posibilidades».

Jokkolabs se define como un actiontank… un lugar tanto de acción como de reflexión. «Un centro de innovaciones tecnológicas y sociales que contribuye también al desarrollo del individuo, un thinktank que no depende de los expertos sino de la experiencia de las personas. Karim Sy cree en «el emprendedor conectado con conciencia de su interconexión y con una sensibilidad real de lo sustentable.»

El discurso suena tan atractivo que uno tiene a reaccionar con escepticismo. Sin embargo, principalmente en África, tales sitios de reunión son indispensables. Pero hace falta distinguir los espacios de coworking de las incubadoras, preferidas de las instituciones y de los inversionistas para financiar el desarrollo de las startups.

Tanto los primeros como las segundas ofrecen facilidades técnicas y la posibilidad de encontrarse con compañeros. Pero en las incubadoras he visto que cada empresa cuenta con una oficina donde desarrolla a puerta cerrada su proyecto. Los espacios comunes se utilizan sólo para el networking durante conferencias y demás eventos especiales.

«Las redes están integradas por vínculos débiles», recalca Karim Sy. «No es suficiente. Es necesario que tengan más fuerza. Mi papel es detectar la disposición de los candidatos para fomentar el surgimiento de una comunidad.»

Es la parte de la receta Silicon Valley que no puede recrearse institucionalmente. El dinero y los cerebros pueden reunirse más o menos con facilidad, pero ¿cómo lograr que los individuos tejan los lazos de manera informal y por lo tanto con mayor solidez?

La necesidad, en todo caso, fue expresada de manera natural en una reunión ‘a calzón quitado’, organizada por Karim Sy con una quincena de blogueros, en las instalaciones de Jokkolabs. Un desarrollador manifestó sus inquietudes económicas y su voluntad de convertirse en emprendedor: «Hay que vivir en función del potencial del mercado. Si no tenemos motivación, no funciona.»

La mayoría de los presentes favorece la creación de empresas. Sin embargo «es preciso que también se interesen por lo que ocurre a su alrededor», subrayó Soukaye Dieng, una sabia mujer ataviada en un tradicional manto blanco inmaculado, que lucha por el libre acceso a los datos demográficos que permitiría a la sociedad civil participar en la implementación de mejores políticas de natalidad y salud. «Se necesita entonces, estima ella, mejorar las relaciones entre los desarrolladores y las comunidades [como la suya] para establecer una conexión entre los dos e impulsarlos a trabajar de la mano.»

Etiquetado como:

Dejar un comentario

 

Sobre el proyecto


De México a San Francisco, pasando por El Cairo, Bombay y Johannesburgo, desde este blog puede seguir la vuelta al mundo de las innovaciones y de los medios sociales del periodista Francis Pisani.

Más de 30 ciudades visitadas entre septiembre de 2011 y Julio de 2012 con un fin: descubrir las alternativas desconocidas que florecen por doquier en todo el mundo.

Vídeos, fotografías, artículos de blog: la investigación a través de los cinco continentes adopta formas diversas. Descúbralas en esta página, a lo largo de este apasionante viaje.

Saber más sobre mi viaje

Mantente al dia

Vídeos

Facebook